• Division de Honor B

    TROCADERO MARBELLA R.C. 29 vs 32 JAÉN RUGBY

  • 23 enero 2019
  • Comunicación

División de Honor B – Grupo C

15ª Jornada

Campo de Rugby “Bahia´s Park”, Marbella – Asistencia público: 300 personas

 

Dolorosa derrota en casa, del primer plantel del Trocadero Marbella, ante un difícil Jaén rugby, en la disputa por la cuarta plaza, de este grupo C de la categoría de plata del rugby nacional.

 

Los del “Puma Rodríguez, no pudieron alzarse con la victoria en esta décimo quinta jornada, al caer derrotados por un escueto 29 a 32, en un disputadísimo encuentro ante el Jaén Rugby. Fue un partido de muchas alternancias en el juego y en el marcador. Los locales fueron los primeros en abrir fuego, con el primero de los ensayos de Nacho Molina y con la transformación de Rob Springall. No obstante, los visitantes se rehicieron y comenzaron a sumar puntos, para al filo de la media hora de juego, colocarse con una ventaja de 7 a 17. Una ventaja, que fue reducida a 14 – 17, con el ensayo de Hayden O´donell y la transformación de Rob. Sin casi poder celebrar, nuevamente el pateador rival, acertaba con un golpe de castigo y ampliaba la ventaja, 14 a 20. Pero, al filo del descanso, el esfuerzo y tesón de los costasoleños dio sus frutos, con el ensayo del capitán Lucas Ballestrin, que también acertó a embocar Rob y dejaría el parcial de 21 a 20, a favor de los marbellíes.

 

En el reinicio, parece que los jienenses salieron más entonados y pusieron cerco a la 22 local. A los diez minutos, en una contra tras una rocambolesca jugada de ataque local, que acabó con la expulsión temporal de un jugador local por juego sucio, llegó el tercer ensayo jienense (21 a 27). Aunque a partir de ahí, hubo mayor dominio y posesión de los marbelleros, tan solo lograron sacar al rival, una conversión de un golpe de castigo (24 a 29). Mientras que, los rivales, en otra situación poco habitual, aprovecharon el rebote de un mal despeje, para anotar un cuarto ensayo y lograr el punto bonus ofensivo (24 a 32). Con menos de diez minutos para la conclusión del partido, los locales echaron todo los que les podía quedar dentro, para intentar la remontada y casi lo consiguen. Primero con otro ensayo de Molina, que esta vez no acertó Rob a transformar y dejaba a su equipo, a tiro del empate con una conversión o de la victoria, si lograban un nuevo ensayo. Los marbellíes fueron ambiciosos y fueron a por la victoria. Y por qué poco, no lo consiguen. Después de tener arrinconado al contrario en línea de cinco, de saber mantener el balón en juego (aun cuando el tiempo estaba concluido), y de tener la paciencia necesaria, el apertura local se sacaba un pase de patada perfecto al ala y que este llego a recepcionar, pero al caer y querer pasar al compañero, lo hizo en infracción y frustraba el intento ganar el partido.

 

En verdad y pese a la derrota, no se le puede reprochar nada a un equipo marbellí, muy mermado por las bajas y de algunas notables ausencias, que restan potencial al equipo. Pero, los que sí están, partido tras partido, se están partiendo el pecho. Primero, por conseguir cuanto antes, el principal objetivo de la temporada: la permanencia un año más en DHB. Y después, intentar seguir tras la estela de los favoritos y seguir luchando por la cuarta plaza.