• Division de Honor B

    UNIÓN RUGBY ALMERÍA 20 vs 22 TROCADERO MARBELLA R.C

  • 03 diciembre 2018
  • Comunicación

División de Honor B

10a Jornada – Grupo C

UNIÓN RUGBY ALMERÍA 20 vs 22 TROCADERO MARBELLA R.C

 

Difícil, trabajada y muy disputada victoria, la conseguida por el equipo que dirige el “Puma” Rodríguez, en su visita al colista, el Unión de Rugby Almería. Ya antes del partido, se acrecentaban las dificultades para los marbellíes, que sólo podían desplazar a 19 jugadores. Una de las constantes en esta temporada, con la corta plantilla que hay. Para más inri, nada más empezar el encuentro, Chris Beagle y tuvo que retirarse lesionado, al caer mal tras un claro empujón en un saque de banda y que se quedó sin sanción alguna al infractor.

Con todo en contra, eran los visitantes quienes dominaban, tanto en el juego abierto, como en las jugadas estáticas de melés. Pero, no llegaban los puntos. Bien por errores tácticos, bien por exceso de ambición, en jugadas que se pudo tirar a palos y se prefirió el premio mayor del ensayo. Y así, se consiguió el primer y único ensayo de los marbellero, gracias a la picardía del medio melé Will Crosgrift y que refrendaba a palos Luciano Rinero (0 a 7). A continuación, tras el saque de centro y en la primera incursión en 22 contraria, los locales sacaron petróleo de una touche mal defendida por los marbellíes y empataba el partido. A partir de ahí, pudo a irsele el partido de las manos a la Colegiada del encuentro, con una serie de decisiones salomónicas, que dejaron a uno y a otro equipo, en inferioridad numérica, por sendas expulsiones temporales a cada equipo. Incluso con dos menos, los locales no podían con los costasoleños y eran estos, ahora sí, con inteligencia martilleaban al contrario, aprovechando todas las indisciplina del rival, para ir sumando puntos, con las patadas del canterano Lucas Pomposielo. Y para rematar esta alocada primera parte, el apertura marbellí Rob Springall se marcó un drop, para irse al descanso con ventaja de 7 a 16.

 

La segunda parte comenzó, como había terminado la primera, con tres nuevos puntos para los marbellíes (a cargo de Pomposiello), en la primera ocasión que tuvieron (7 a 19). Pero de nuevo, después de un saque de banda, una mala defensa, permitió a los almerienses anotar otro ensayo transformado y ponerse a tiro de ensayo en el marcador, 14 a 19. Y de nuevo volvió a resaltar la Colegiada, con una nueva tarjeta al capitán marbellí, por un supuesto comentario contrariado y que le supuso la expulsión definitiva. Con lo que, tuvieron que jugar casi media hora del segundo tiempo, con uno menos. Aún así, en inferioridad numérica y contra todos los elementos, todos los jugadores que participaron, se jugaron la cara por no perder este partido, cuando todo y todos, les hacían por perderlo. Los locales no pudieron romper más la zaga marbellí y sólo con los tiros a palos, pudieron ponerse por primera vez por delante, en el minuto 76, 20 a 19. En el posterior saque de centro y con apenas un par de minutos para el final, Nacho Molina llegó para placa al receptor y dar tiempo a Kike González, para llegar, intentar robar el balon y conseguir un golpe de castigo a favor, por retenido del placado. Oportunidad, que no desaprovechó Pomposiello, para anotar tres nuevos puntos y volver a dominar el marcador, 20 a 22. No concluiría el encuentro sin sufrimiento para unos visitantes desgastados físicamente. Antes del pitido final definitivo, tuvieron los locales una nueva oportunidad de llevarse el partido, con golpe de castigo. Pero, en esta ocasión, el pateado almeriense no estuvo fino y erro el intento. Como es lógico, después del calvario de partido, todo el equipo marbellí fue una explosión de júbilo.

Con esta victoria, el Trocadero Marbella sigue una jornada más, cuarto en la clasificación. Y aprovecha los resultados adversos de sus más inmediatos perseguidores en la tabla (Jaén, Olímpico e Industriales. Sólo Arquitectura ganó y se mete, empatado a puntos, en esos puestos intermedios), para sacar algo de ventaja, antes de recibir en la última jornada de la primera vuelta, al segundo clasificado, Liceo